ANEPE dio inicio a nueva capacidad educativa mediante plataforma de simulación “Centauro”  

Con tres ejercicios de simulación, realizados por los alumnos, se dio inicio a una nueva capacidad académica, a través de la Plataforma “Centauro”, desarrollada por el Laboratorio de Prospectiva y Simulación de la ANEPE.

Los estudiantes del Magíster en Inteligencia Estratégica y de los diplomados Defensa y Seguridad en la Gestión del Riesgo de Desastres y de Conducción Política Estratégica de Defensa (DCPED), trabajaron en la resolución de situaciones ficticias de un análisis de inteligencia, un incendio forestal de proporciones y un levantamiento de escenarios prospectivos acerca de un conflicto entre naciones, respectivamente, donde cada alumno asumió un rol, que le permitió incorporar los contenidos aprendidos en las distintas asignaturas, durante el semestre.

Para ello, los estudiantes recibieron del LAPSIM, capacitación en el uso el uso de la plataforma, que a juicio del Director General del Ejercicio del DCPED, Profesor Guillermo Del Castillo, “es una herramienta educativa formativa muy efectiva, de rápida comprensión y manejo para los alumnos y en total sintonía con los tiempos que se viven”.

 “Centauro”, es una plataforma de simulación, que permite llevar adelante ejercicios de roles, tendientes a apoyar los procesos docentes y de análisis de la Academia. La idea es que los usuarios lleven a la práctica, en un ambiente ficticio y controlado, los conocimientos adquiridos, en el marco de los programas académicos y  profesionales que imparte la ANEPE o la comprobación docente de planes ministeriales. Esto se realiza a través de procesos de toma de decisiones trazables y medibles, de forma cuantitativa y cualitativa, a fin de generar mejoras continuas.

Tras los primeros ejercicios, el Jefe del LAPSIM, Dr. Carlos Ojeda, destacó el éxito de la actividad, que “permite a los alumnos entender una realidad y a nosotros, realizar ajustes, para una versión final, que estará lista en 2021. Es una herramienta muy novedosa y de real aporte académico, que coincide con la demanda de instrumentos remotos, necesarios para concretar una educación completa a nuestros alumnos”.