<< 2019 | 2018 | 2017 | 2016 | 2015 – 2013 | 2012 – 2007 | 2006- 2005 | 2004 – 2002 >>
 

Libro: Nº 43
Título: Procesos migratorios en Chile: Una mirada histórica-normativa.
Autores: Guillermo Bravo Acevedo – Carmen Norambuena Carrasco.
Páginas: 151
Año de Edición: 2018

Este estudio acerca del proceso de las migraciones en Chile tendrá una mirada histórica diacrónica relacionando el contexto político, social y económico de desarrollo del país con las políticas migratorias coyunturales, de carácter selectivo y en varios momentos restrictivas, que los gobiernos impulsaron con el objetivo de atraer migrantes que contribuyeran al crecimiento del país.

Hacer un recorrido histórico significa remontarse en el tiempo para comprender los motivos que originaron los primeros esfuerzos por establecer una política migratoria poblacional y dar cuenta de su evolución. Efectivamente, ya desde fines de la Colonia se venía observando la escasa población que presentaba el reino de Chile. Al inicio de la vida republicana los padres fundadores confirmaron tal apreciación y promovieron la necesidad de traer inmigrantes, a través de una política de carácter selectivo.

Durante el siglo XIX hubo denodados esfuerzos por atraer población de origen europeo. Primero como colonos a las provincias de Valdivia y Llanquihue y en la década de los ochenta a la Araucanía recién incorporada al territorio nacional. Los resultados, aunque cuantitativamente magros, modificaron el paisaje poblacional de la zona sur del país.

El cambio de siglo produjo cambios en el destino de los migrantes quienes llegaron particularmente a las zonas urbanas, y no pocos a las zonas de explotación minera del norte como también a zonas ganaderas de Magallanes.

El perfil del migrante urbano influyó en diversos campos de la sociedad chilena llegando a producirse incluso un rechazo a su ingreso. Avanzado el siglo, producto del acaecer político en Europa, guerras mundiales, arribaron nuevos grupos de migrantes en el marco de la política restrictiva del gobierno chileno.

En la segunda parte del siglo XX, con la vuelta al régimen democrático, el país comenzó a ser centro de destino de muchos migrantes provenientes de países latinoamericanos. En forma paralela, la globalización y la mundialización de la economía impusieron otro carácter a la migración internacional, situación que influyó en los movimientos de población regionales y sobre todo en las características que fue adquiriendo el fenómeno migratorio hacia Chile.

En el transcurso de este mismo período los diferentes gobiernos dictaron una serie de decretos y normas, como también programas sociales públicos, que gradualmente fueron adecuando la normativa vigente desde 1975, para dar respuesta a la nueva dimensión que fue adquiriendo el flujo migratorio que convirtió al país, paulatinamente, en una sociedad receptora atractiva.

Al mismo tiempo, dada las condiciones políticas, sociales, económicas y culturales de acogida que presentaba el panorama nacional, se produjo un aumento significativo del número de inmigrantes que, en términos generales, dejó atrás el perfil migratorio tradicional para proyectar la denominada “nueva migración”, cuya principal diferencia con la tradicional es que asume un perfil más latinoamericano que europeo.

Esta “nueva migración” se encuentra a la espera de una normativa migratoria moderna, flexible, funcional y diversa que aclare si efectivamente Chile es y será un país de puertas abiertas o continuará la dependencia de una trayectoria restrictiva.

LIBRO ANEPE Nº 43

 


Libro: Nº 44
Título: Estudio comparado del Sistema Preventivo de Lavado de Activos implementado en: Perú, Chile, Colombia y México, entre 2000-2016.
Autores: Cristian Rosales Morales
Páginas: 145
Año de Edición: 2018

El Lavado de Activos o Blanqueo de Capitales como actividad ilícita, en el contexto de los delitos graves que conforman nuestra legislación y la de cualquier país, ha ido evolucionando y haciéndose presente en la vida cotidiana con frecuencia mayor a lo esperado.

Hechos objetivos acontecidos a través de los últimos años, ocurridos en diferentes jurisdicciones, evidenciables a través de información de prensa en distintos medios, tanto local como internacional, dan cuenta de una situación en evolución y que está desafiando al entorno o ecosistema que debe velar para que este ilícito no prospere. Medidas enfocadas por distintos países en generar un entendimiento del concepto y su proceso, así como el reforzamiento de acciones preventivas y la tipificación del delito para establecer su alcance, han sido los principales factores que los países han debido trabajar para lograr una implementación óptima de sus Sistemas Preventivos de Lavado de Activos (SP LA).

Como se desarrollará en el libro, el actual estándar internacional demanda y exige, a los países que tienen como propósito ser parte de la comunidad internacional, cumplir con requisitos mínimos de control los cuales deben estar alineados con los riesgos inherentes de cada país.
Al reflexionar sobre los impactos y consecuencias que un fenómeno como este podría provocar si no se asume el tema con seriedad, surgen de forma espontánea las acciones para avanzar en la materia. Sin embargo, la articulación a nivel país, de temas tan complejos y multidimensionales como este, no son simples de organizar de forma seria y consistente. El desafío está planteado y la articulación de un SP de LA es una realidad contingente ineludible para todos los países insertos en el contexto internacional.

LIBRO ANEPE Nº 44