Exitoso método de clases a distancia de la ANEPE consiguió continuidad académica total y se mantiene para todo el 2020

A días de finalizar el primer semestre en la ANEPE, la evaluación acerca del modelo educativo utilizado, tras la recomendación del Gobierno de suspender las clases presenciales, en marzo pasado, como acción preventiva ante la pandemia, es muy positiva.

Las cifras hablan por sí solas: el Método de Tutoría a Distancia, que combina la Plataforma de Asistencia Digital de la Academia, con herramientas tecnológicas existentes como Zoom, Skype y Whatsapp, ha asegurado la continuidad académica y permitido la finalización de los cursos sin inconvenientes, con resultados académicos superiores a los de la modalidad presencial, hecho que ha quedado de manifiesto, por ejemplo, en una asistencia de alumnos de más del 95%.

“Ver y compartir con los estudiantes no es lo mismo, pero con un poco de humor y otro poco de creatividad no solo se puede, sino que se alcanzan resultados óptimos (…) lo importante es que el profesor logre transmitir el “alma” de lo que se debe conocer y eso se da con mucho diálogo y empatía”, señala respecto de esta forma de enseñar, la Dra. Loreto Correa, profesora del ramo Relaciones Internacionales.

Desde la perspectiva del estudiante, la Trabajadora Social Pamela Sandoval, alumna del Diplomado Seguridad y Defensa en la Gestión del Riesgo de Desastres, asegura que “no fue fácil acomodarme a la modalidad online, no obstante, creo que las clases virtuales que tuvimos fueron un aporte, ya que no se trataba sólo de una exposición por parte de los docentes, sino más bien, un diálogo y reflexión en cada una de ellas”.

 Para hacer seguimiento al comportamiento del modelo, en estos 4 meses, la Unidad Académica del Centro de Desarrollo Académico de la ANEPE, a cargo del Dr. Daniel Arancibia, ha elaborado reportes semanales que consideran control de clases en línea, registro de asistencia de profesores y alumnos, información y evaluaciones de cada docente y análisis de los jefes de programa, cuyos resultados han permitido hacer las modificaciones pertinentes, para asegurar la efectividad y continuidad del sistema.

El Laboratorio de Prospectiva de la ANEPE, liderado por el Dr. Carlos Ojeda, por su parte, debió apurar algunos de sus proyectos y atender a las demandas. “Nos tocó trabajar y proponer las normas y orientaciones para los profesores y alumnos, así como hacer un tutorial para ello (…) además se ha requerido que desarrollemos I+D+i, así como estudios comparados de las variadas posibilidades técnicas existentes, algunas de los cuales han servido para el desarrollo de la Plataforma de Simulación “Centauro”, que ya se está utilizando en ejercicios de roles con los alumnos.

A todo lo anterior, como complemento académico de extensión, se sumó un “Ciclo de Seminarios ANEPE 2020”, totalmente a distancia, organizado por el Centro de Vinculación con el Medio, que a la fecha ha realizado cinco conferencias de importantes personalidades de distintos ámbitos, y dos conversatorios, dirigidos a alumnos y académicos del Instituto, con el objetivo de presentar, posicionar y generar debate, en torno a temas relevantes y contingentes.

Finalmente, otro aspecto relevante del éxito del modelo educativo, es la descentralización, ya que al ser totalmente a distancia, permite a profesionales y técnicos de otras partes del país y del extranjero, acceder a los programas de posgrado. “Los excelentes índices han permitido tomar la decisión de continuar durante todo el II Semestre con cursos online, desafío importante porque se incrementa a ocho cursos del nivel diplomado y un curso de postgrado”, asevera el Dr. Arancibia y agrega que “ha significado un aumento exponencial en el número de alumnos que postulan”. Un ejemplo de ello, lo aporta el alumno Luis Vargas, del Diplomado Seguridad y Defensa en la Gestión del Riesgo de Desastres, quien manifiesta que la pandemia “favorece la participación de más alumnos, como yo, que ya me inscribí para otro Diplomado que se inicia en agosto”.

No obstante los beneficios de la educación a distancia, “es muy cierto que la docencia presencial tiene un contacto y una afinidad personal, que no es sustituible mediante softwares en línea, por muy sofisticados que sean. De ahí que se ha optado por combinar ambos estilos”, postula el Profesor de Ciencias Políticas Roberto Durán, refiriéndose justamente lo que, según el Dr. Arancibia, se proyecta a futuro para la ANEPE: un sistema semipresencial, porque “aporta dos elementos fundamentales a la formación del alumno: clases on line que aseguran una buena asistencia (disminuye traslados) y el aprendizaje social –presencial- a través de la conformación de una comunidad académica, en el ámbito de la seguridad y defensa, que congregue a los mejores exponentes del país en esta materia”, puntualiza.