Panorama de Seguridad&Defensa

“La seguridad: un asunto de Estado”

Jorge Gatica Bórquez Editor Panorama de S&D

Jorge Gatica Bórquez
Editor Panorama de S&D

El hombre, desde su más remoto origen, ha buscado reunirse y organizarse para satisfacer sus necesidades más básicas, siendo una de ellas, asegurar su supervivencia. Desde la conformación de estructuras simples como las tribales, evolucionó hasta llegar a lo que a partir del Tratado de Westfalia se conoce como el Estado–nación moderno, constructo político pivote a partir del cual se generan las condiciones para el desarrollo integral y la seguridad del individuo.

El complejo concepto de seguridad

Como es sabido, la seguridad constituye uno de los elementos básicos dentro de las preocupaciones del ser humano. Siguiendo la lógica de la pirámide de Maslow, en su conocida teoría sobre la jerarquía de las necesidades humanas, la seguridad sigue en importancia a las necesidades fisiológicas (respirar, comer, dormir, etc.) y, solo una vez conseguida, el ser humano puede aspirar a alcanzar otras. Aun con detractores, la teoría pareciera tener validación empírica. Nadie intenta obtener un objetivo si no tiene una razonable certeza de que en su procura no arriesga algo fundamental.

Ver Artículo Completo en PDF

“La Seguridad y la Defensa”

Dr. Jaime García C. Profesor e investigador en temas estratégicos

Uno de los peores errores que se pueden cometer en el ámbito académico es quedar anclado en definiciones como estatuas de sal. En el mundo de hoy el ámbito conceptual no puede ni debe ser contemplativo. Esto significa que no se debe adaptar la realidad a conceptualizaciones rígidas, sino que más bien crear las conceptualizaciones para dar cuenta de la realidad que es nueva, dinámica y cambiante.

Por ello, en la actualidad las definiciones del ámbito de la seguridad y defensa deben ser flexibles y tener la capacidad de entender el presente y leer el futuro, de acuerdo a las tendencias estratégicas que se van levantando en el planeta.

Sin embargo, para que ello ocurra, hay que poseer un conocimiento preciso de la realidad o para ser más explícito, del “aquí” y “ahora”.

En los últimos años ha habido avances en esta dirección, porque los modelos de organización preestablecidos han sido relevados por organizaciones que se estructuran de acuerdo a las misiones a llevar a cabo.

Ver Artículo Completo en PDF