Antonio Martínez Roa
General de División
Director del Centro de Estudios Estratégicos de la ANEPE

A. Antecedentes

El objetivo principal de la OTAN, en el marco de lo establecido en el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas y originado en el artículo 5 del tratado que conforma la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) del 04 de abril de 1949 (Washington DC), es “la defensa conjunta de cualquiera de sus miembros ante el ataque armado de un tercer país en cuestión, a través de los medios que ellos crean necesarios. El lugar en que pueda ser ejecutado el mismo, incluye el territorio y dependencias de los países miembros: En Europa y América del Norte, así como también las aguas, islas, navíos y aeronaves bajo su jurisdicción en el Atlántico, al Norte del Trópico de Cáncer” .

Actualmente esta organización cuenta con 28 países miembros independientes y 22 países socios. Un Secretario General conduce esta organización político-militar, quien es elegido por rotación entre los estados miembros. Su sede principal se encuentra en Bruselas y cuenta con representantes permanentes donde sus diversas comisiones se encargan de analizar y estudiar los problemas que afectan a la Alianza como son por ejemplo: políticos, económicos, nucleares, de infraestructura y otros.

La presión ejercida por la URSS. al término de la II Guerra Mundial, el inicio de la Guerra Fría, la firma del tratado de Bruselas el 17 de marzo de 1948, el cambio de estrategia por parte de los EE.UU. en tiempos de paz decretada por el Presidente Truman en junio de 1948, la reconstrucción de Europa conocida como el Plan Marshall, la firma de los “Cinco Bruselas” en 1949 que da forma al Tratado del Atlántico Norte, la guerra de Corea (1950 – 1953), el ingreso de la República Federal Alemana a la OTAN (1955) y otros acontecimientos, provocó la respuesta soviética a esta Alianza con la creación del Pacto de Varsovia.

Su sumó a lo anterior, el desarrollo nuclear entre EE.UU. y la URSS y el inicio de la llamada “coexistencia pacifica”.

La elaboración de la llamada “respuesta gradual” consistía en alcanzar a equiparar las fuerzas convencionales entre la OTAN y el Pacto de Varsovia para evitar el uso de las armas nucleares. La invasión Soviética a Checoslovaquia (1968) y las tensiones entre Turquía y Grecia, aumentaron la tirantez al interior de la Alianza Atlántica. La recuperación del clima de distensión es posible identificarlo entre los años 1969 y 1979.
La instalación de misiles tácticos en Europa por parte de ambos bandos y la invasión de Afganistán en 1979 por parte de la URSS, tensionaron nuevamente el accionar entre la OTAN y el Pacto de Varsovia, en la llamada “segunda guerra fría”.

La disolución del bloque soviético y de la propia URSS entre 1989 y 1991, junto con la reunificación alemana en 1990, modificaron radicalmente el panorama europeo. Las labores de defensa pasaron a un plano secundario y la Organización del Atlántico Norte se centró en la cooperación política, consolidándose como garante de la paz y la estabilidad del continente europeo, especialmente en los conflictos en los países de la antigua URSS.

B. Desafío actual

En la actualidad, los grandes cambios que se han producido en el mundo entre otras cosas por la globalización, la caída del muro de Berlín, la desaparición de la URRS y el surgimiento de nuevas amenazas en el quehacer de los Estados, obligaron a visualizar un cambio importante. Los aspectos que marcaron el quehacer de la OTAN no son los mismos que le dieron origen, como tampoco son los mismos los integrantes de esta organización y Rusia no es lo mismo que la antigua Unión Soviética.

Es así entonces que los planteamientos estipulados por el Embajador de Chile en Portugal Fernando Ayala se estiman de interés a fin de introducirnos en el marco teórico de referencia respecto a la reunión de los Jefes de Estado y de Gobierno que se realizó en Lisboa los días 19 y 20 de noviembre de 2010.

Planteaba el embajador que dentro de los aspectos que era posible que se abordaran durante esta reunión, se destacan los siguientes:

1. “Reformulación respecto a tareas, deberes y escenarios de la Organización.

2. Poner centro de gravedad en el terrorismo, la proliferación nuclear, la guerra de Afganistán, la piratería marítima, y la necesidad de desplegar un escudo antimisiles que proteja a toda Europa, incluyendo Rusia y financiado por los países miembros”.
De todo lo que encierra lo citado precedentemente, se puede concluir que la OTAN ha cambiado, sus fines y objetivos han variado y existiría una intención concreta de incorporar a Rusia a la organización.

Surge entonces algunas dudas, que se presenta a la vista, ¿cuál sería ahora la amenaza militar a la cual se enfrenta la OTAN, si Rusia se incorpora?, ¿cómo se conjuga el nuevo sistema de seguridad colectiva a que se obliga la Unión Europea?, ¿se rompe la relación OTAN y Comunidad Europea?, ¿se encuentra realmente vigente la Alianza Atlántica?, ¿ se mantiene EE.UU. dentro de ella o entrega la responsabilidad de la seguridad del continente europeo al resto de los integrantes de la OTAN incluida Rusia?.

Se suma a lo anterior la teoría existente de que la OTAN no se defiende de nada, que Europa define su seguridad para proyectarla y no para determinados problemas actuales existentes en el Continente.

Otro aspecto que platea el Embajador Ayala es lo referido al presupuesto. Las realidades económicas de cada uno de los 28 países, obligarán a que el gasto militar sea un problema interno de cada integrante de la Comunidad Europea. Esto tiene como limitante teniendo en cuenta que fuera de obtener los recursos para que se prodigue la seguridad de cada estado, habrá que sensibilizar a una población civil que verá que los presupuestos en Defensa, podrían afectar en forma importante los proyectos de índole social. Lo anterior obliga a un planteamiento político acorde a las necesidades de cada país a fin de poder equilibrar ambas en forma adecuada.

Los planteamientos realizados constituyen antecedentes concretos para analizar el comportamiento de la nueva reunión de la OTAN y a cuantas de las interrogantes se le podrá dar solución.

Finalmente y a juicio del documento informativo del IEEE uno de los aspectos más trascendentales de esta cumbre es el nuevo Concepto Estratégico de la OTAN, del cual hay que definir, entre otros aspectos, los siguientes:

Relación OTAN – Unión Europea.
Las asociaciones con otros países
Las amenazas y riesgos a la seguridad
Las operaciones de gestión de crisis
La defensa contra misiles balísticos

Con estos antecedentes y otros que se puedan extractar de la reunión de Lisboa, intentaremos ensayar algunas conclusiones a la luz de los datos recopilados.

C. La reunión en Lisboa del 19 y 20 de noviembre

Las reuniones de la OTAN materializadas los pasados 19 y 20 de noviembre tuvieron como resultados lo siguiente:

1. Se llegó a la conclusión que para enfrentar una crisis no basta sólo con la presencia militar, es necesario contar con una estrategia política para enfrentar el conflicto que se presenta. Por ello, la Alianza Atlántica desea comprometerse activamente con otros actores internacionales “antes, durante y después del conflicto”.

2. Se concluyó que es necesario crear una estructura civil de gestión de crisis a fin de que pueda interactuar más eficazmente con los socios civiles.

3. La Alianza desea poner en marcha la identificación y formación de especialistas civiles de los estados miembros que puedan ponerse a disposición de la organización de manera rápida, a fin de trabajar en conjunto con los militares de la OTAN y actores civiles de terceros países.

4. Según el documentos entregado por el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen, ésta se compromete a construir un mundo libre de armas nucleares. Pero aclara que “mientras haya armas nucleares en el mundo, la OTAN debe seguir siendo una Alianza nuclear”, y de esa manera la organización ejercerá esta disuasión con una mezcla de capacidades nucleares y convencionales.

5. Así también, esta organización desarrollará los mecanismos contra eventuales misiles balísticos y buscará activamente la cooperación con Rusia.

6. La Alianza no considera a ningún país como su adversario y considera que la Disuasión sigue siendo un elemento central en la protección y defensa de los territorios y poblaciones de los 28 estados miembros.

El objetivo fundamental de la OTAN continúa siendo la salva guarda de todos sus miembros por medios políticos y militares, a fin de garantizar esta seguridad, identifica tres tareas fundamentales: la defensa colectiva, que garantiza la asistencia mutua en caso de ataque y contempla medidas de disuasión contra toda amenaza de agresión, la gestión de la crisis que puedan degenerar en conflictos, y la seguridad cooperativa que incluye la asociación con otros países y asociaciones internacionales.

La OTAN destaca en su documento, que la seguridad de la Alianza podría verse amenazada por el extremismo, el terrorismo y actividades transnacionales ilícitas como trafico de drogas, armas y seres humanos, e incorpora también la proliferación nuclear, el terrorismo, los ciber ataques, las perturbaciones en las vías de comunicación y aprovisionamiento energético y las crisis de origen natural.

En relación a las asociaciones con la ONU, la UE y Rusia, se explica lo siguiente:

1. Con las Naciones Unidas, la Alianza buscará profundizar en el diálogo político y la cooperación práctica.
2. Con relación a la UE considera que ambas organizaciones deben desempeñar papeles complementarios y reforzarse mutuamente, en apoyo a la paz y seguridad internacional.

3. En relación a Rusia, la OTAN no representa ninguna amenaza para Rusia y buscará reforzar la comunicación política como la defensa antimisiles, la lucha contra el terrorismo, la piratería y el narcotráfico.

D. Los acuerdos de la Reunión y las dudas que aun no obtienen respuesta.

De lo anteriormente expuesto, con los antecedentes hasta ahora disponibles, se plantean algunas dudas al término de la reunión de Lisboa de los Jefes de Estado y de Gobierno que conforman la Organización del Tratado del Atlántico Norte:

¿Cuál sería la amenaza militar que en la actualidad enfrenta la OTAN, al haberse producido cambios tan importantes en el contexto internacional?

¿Cómo se llevarán de ahora en adelante las relaciones de defensa entre la OTAN y la CE?

¿ Cómo se comportará lo referido al presupuesto de Defensa de los integrantes de la Alianza, considerando que los socios que la integran presentan tan disímiles realidades de defensa y económicas?

¿Qué sucederá con las FF.AA. existentes al interior de cada país y que conforman otras alianzas?

¿Cuál será la motivación de Rusia de integrarse a la Alianza Atlántica?

¿Si para la OTAN Rusia no es una amenaza, la Federación Rusa piensa lo mismo de la Alianza Atlántica?

Por otra parte y considerando que la guerra de Afganistán ocupó un lugar importante dentro de los contenidos de la reunión queda aún sin respuesta la pregunta ¿los plazos estipulados para el retiro de las tropas de Afganistán son coincidentes con los objetivos a lograr en éstos espacios de tiempo?, ¿será posible alcanzarlos?.

E. Algunas conclusiones Generales

La Alianza Atlántica debe y está haciendo esfuerzos para readecuarse a la realidad actual.

La OTAN ha definido nuevas amenazas que afecta a sus miembros y para ello deberá aumentar sus capacidades de Inteligencia, de índole cibernética y de guerra electrónica, entre otras.
Continúa siendo la Disuasión un elemento central de la estrategia de la Alianza Atlántica integrando sus capacidades nucleares y convencionales.

La mantención y desarrollo de fuerzas convencionales con capacidad de despliegue dentro y fuera del territorio de responsabilidad de la OTAN, son una prioridad.
La defensa de población y territorio de un posible ataque de misiles balísticos, se convierte en un elemento de defensa colectivas prioritario.

Al igual que otras organizaciones de defensa en el mundo, la OTAN junto con mantener sus trascendentales tareas convencionales, deberá continuar desarrollando operaciones de seguridad civil.
Se mantiene la amenaza nuclear y ante ello, la Organización del Tratado del Atlántico Norte tiene una enorme responsabilidad.

www.portalplanetasedna.com.ar

Ibidem.

“ El Mercurio” 14 de noviembre 2010 A 5.

Documento informativo del IEEE 19/2010 “La cumbre de Lisboa de la OTAN” Nov. 2010. Madrid. España.

Ibidem.

Nuevo Concepto Estratégico de la OTAN. Carmelo Molina. 23.nov.2010 Sinclas/Nato unclassified