Nueva indización de la Revista Política y Estrategia

Un nuevo avance en el devenir de la Revista Política y Estrategia ha sido logrado.

Tras recibir una invitación para postular a REDIB (Red Iberoamericana de Innovación y Conocimiento Científico), la revista fue aceptada para integrarse a este proyecto del cual otras 74 revistas chilenas son parte de las 2446 revistas indizadasen REDIB

REDIB es una plataforma de agregación de contenidos científicos y académicos en formato electrónico producidos en el ámbito iberoamericano, relacionados con él en un sentido cultural y social más amplio y geográficamente no restrictivo. Cuenta con una clara vocación de promoción de la innovación tecnológica de las herramientas de producción editorial. Estas facilitan el acceso, la difusión y la puesta en valor de la producción científica generada en los países de su ámbito de actuación, especialmente en los diversos idiomas que les son propios. Los destinatarios de esta información son tanto la comunidad académica como la sociedad en general, así como los responsables, gestores y analistas de políticas científicas. Internet asegura el alcance global de esta información.

A través de un único portal, REDIB ofrece a sus usuarios acceso directo a documentos científicos y académicos de calidad contrastada, publicados por editores y otros productores de contenidos científicos y académicos de países iberoamericanos o de temática iberoamericana, en un sentido tanto geográfico como cultural, donde el editor científico como gestor, primer evaluador y divulgador de la producción científica, es el elemento esencial y participante de la plataforma.

Sus objetivos son:

  • Fortalecer y profesionalizar la edición científica en Internet, incentivando y apoyando a los editores en la adopción de las herramientas de edición más adecuadas e innovadoras para la publicación de contenidos en formatos normalizados e interoperables, consiguiendo así una mayor fluidez en la incorporación y tratamiento de la información.
  • Establecer filtros previos de calidad editorial a los editores participantes, como forma de reconocimiento de su buena práctica y también de protección de los usuarios frente a la proliferación de contenidos pseudocientíficos en Internet.
  • Consolidar un sistema de información bibliográfica que permita la generación de indicadores de calidad editorial y científica.
  • Contribuir a la implantación de nuevos criterios de calidad técnica editorial tales como: el uso de programas específicos de edición y publicación de contenidos científicos que permitan la interoperabilidad de la información; el uso de identificadores que garanticen el acceso perenne a los contenidos; la normalización de autoría; la utilización de nuevos formatos electrónicos de publicación, entre otros.